lunes, 9 de septiembre de 2019

Cómo hacer la vuelta al cole más llevadera



Llega septiembre y toca regresar a la rutina. Después de tres meses de vacaciones, de remolonear en la cama y de tardes de piscina inagotables, cuesta recuperar los hábitos del día a día. Hay que tener en cuenta que preparar a los niños para la vuelta al cole con suficiente antelación les permitirá iniciar esa nueva etapa con menos estrés. Es por eso que en Jac os dejamos una serie de consejos que pueden ayudar a hacer más fácil el regreso a las aulas y preparar la vuelta al cole de los más peques. ¡Ha llegado la hora de reactivar nuevamente las conductas olvidadas en estos días de relax!

Podemos empezar por cambiar los horarios:

Irse a la cama temprano para tener las horas suficientes de descanso y levantarse con energía es fundamental para el rendimiento, por eso, al menos dos semanas antes del primer día de clase, es recomendable adaptar de nuevo al niño a los horarios, en especial al hábito de madrugar. En este período de preparación, lo mejor es idear actividades divertidas en casa. A la vez, el hecho de que el niño manifieste sus emociones brindará a los padres la oportunidad de orientarlo correctamente hacia lo positivo y divertido que trae consigo el regreso a la escuela. Mismamente, el cansancio natural llevará a los niños a la cama a una buena hora para que disfruten de un buen período de descanso.

Hay que fomentar la rutina escolar:

Preparar con ellos los materiales que van a necesitar en el colegio es una buena manera de mentalizar a los peques para el regreso a las clases. Echar un vistazo, junto a nuestros hijos, a los libros que utilizarán hará que se impliquen en su nueva etapa. Implementar rutinas, como hacer la cama, ordenar la habitación o preparar el material para el día siguiente, también ayudarán en el momento de iniciar sus labores escolares. Al levantarse y encontrar ya preparado lo que necesitan para la jornada verán que ahorran tiempo haciéndolo, así que intentarán ser cuidadosos con el orden en sus próximas actividades.

No está de más refrescar conocimientos:

Durante el verano hay que mantener activa la mente de nuestros hijos con juegos que estimulen su creatividad y que incentiven sus conocimientos académicos. Asimismo, es recomendable desempolvar los cuadernos y libros para repasar algunos de los conceptos más importantes del curso anterior. Para lograr un buen comienzo en la nueva etapa escolar, no está de más invertir en la última semana de vacaciones una o dos horas en ejercicios académicos.

Mejora los hábitos alimentarios:

Es totalmente recomendable retomar una alimentación saludable. En verano es habitual saltarse una dieta equilibrada y regular, pero en época escolar es importante que nuestros hijos regresen a una rutina alimenticia sana y equilibrada. Con ella podrán rendir bien en las clases y no perderán la capacidad de concentración ni la energía necesaria para soportar una jornada escolar completa.

Anímales para la vuelta al cole:

La vuelta al cole puede generar cierta ansiedad o miedo en los peques. No está de más hablarles de las cosas positivas que puede tener la vuelta al cole, como hacer nuevos amigos, estrenar material escolar, las actividades físicas… Repasa con ellos los horarios, las asignaturas… y transmíteles toda la tranquilidad que puedas. Una forma de incentivar su interés por ir al centro escolar son las actividades extraescolares.

¡Feliz vuelta al cole!

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario